Subscribe:

miércoles, 4 de abril de 2012

BERTA GARDES Y SU HIJO EN FRANCIA EN 1900 - Por Martina Iñiguez (poeta lunfarda, escritora. Reconocida investigadora gardeliana)

Lo afirmó Berta Gardes...

Menciona Avlis que en una nota efectuada para “Sintonía” (Buenos Aires, 23 de junio de 1938) por su redactor Floreal Fernández Raja, Berta Gardes reveló lo que aún  estaba inédito, al parecer, y que poca gente conoce.
Dijo que teniendo su hijo (Charles Romuald) 10 años, lo trasladó a Francia, donde visitaron una pequeña iglesia de un pueblo llamado Laubade, muy cerca de Toulouse.

Berta pudo haber realizado el viaje en esa ocasión (fines de 1889) para festejar el cambio de siglo con su familia en Toulouse, Bordeaux o Albi, de donde habría vuelto en 1901, cuando inscribió a su hijo en el Colegio Pio IX. No hay registros escolares de ese niño en Buenos Aires durante 1900.

Jean Gardes, hermano de Berta, se casó en segundas nupcias en París el 23 de julio de 1898 y hasta noviembre de 1901 vivió en Bordeaux, según información publicada por Monique Ruffié de St. Blancat y Georges Galopa.
Después de esa fecha se va a Senegal con su madre y Louis Carichou, de modo que la familia estaba en Francia para el cambio de Siglo.

Fragmento de la nota:

“Toulouse…: Una virgen, un puñado de golondrinas…

Toulouse, Francia, es alegre y florido. Allí nació Carlos Gardel. Y desde allí lo trajeron a Buenos Aires cuando tenía dos años de edad. En una casita de la calle Jean Jaurés he hablado de ello con la madrecita del cantor.
Mi hijo volvió muchas veces a Toulouse, a verme… ¡Le gustaba tanto!
Me miran los ojos de “mamá Berta”, a través de sus lágrimas. Una sonrisa tímida le sube a los labios y, de pronto, se apaga en una mueca donde está vivo, quemando, su dolor enorme. No podemos hablar ya (*) .
Sé, empero, que en un pueblo próximo a Toulouse, Laubade, hay una pequeña
iglesia, cuya virgen puso su belleza de eucaristía en los ojos maravillados del pequeño Carlos, de diez años entonces. En el campanario de la iglesia las golondrinas jugaban con las campanas sonoras del carillón.
Cuando al paso del tiempo una canción ingenua anunciaba la hora, las aves, con un latir de alas, salían de la torre, asustadas, sorprendidas, para volver luego a ella. Carlos Gardel niño vio muchas veces ese espectáculo. Él también era una pequeña golondrina que ya había ido dos veces hasta Buenos Aires, y había vuelto hasta Laubade, a ver su virgen bonita, su iglesia blanca y sus golondrinas asustadas, Por ello, años más tarde, habría de escribir un tango en homenaje a aquel recuerdo de su niñez, titulado “Golondrinas”.


Es posible que lo de la "iglesia blanca" estuviera nada más que en la imaginación del cronista. No hallé iglesias blancas en Toulouse.

De ser hecha por Berta la mención a las golondrinas, ella y su hijo han debido estar en Laubade entre enero y abril. Con la llegada de ciertas estaciones del año, muchas especies de aves encuentran serios impedimentos para lograr alimentarse, por lo que emigran a zonas geográficas más propicias. Esa búsqueda de alimento, puede ser complementaria a la necesidad de encontrar un punto donde resulte más sencilla y segura la nidificación. Así, las Golondrinas pasan el invierno en África, donde por las más altas temperaturas invernales, encuentran insectos con más facilidad y abundancia. Con el inicio de la estación seca (verano), esta disponibilidad de alimento es más escasa, por lo que se desplazan hacia el norte, llegando a Europa, donde, además, inician la reproducción. Una vez finalizado el verano, con la llegada del otoño, retornaran a sus cuarteles de invierno, al sur del Sahara.
Berta se había habituado a mezclar relatos sobre Carlos y Charles como si fueran la misma persona, de ahí que sea dificultoso determinar cuando habla de uno y cuando del otro.
Otro hecho comprobado permite suponer que el relato de Berta fue veraz:
Sobre la escolaridad de Charles Romuald Gardes existe un certificado con fecha 15 de noviembre de 1899, emitido por la entonces Escuela Elemental Nº 2 del 6º Distrito del Consejo Nacional de Educación. 
No hay más constancias de escolaridad hasta abril de 1901, cuando Charles Gardes ingresa al Colegio Pio IX, dos meses después de comenzadas las clases.

Quiere decir que existió un espacio de tiempo lo suficientemente extenso (17 meses) entre noviembre de 1899 y abril de 1901, para que Berta pudiera realizar ese viaje con su hijo francés, del que casualmente no hay certificados escolares en 1900, coincidiendo con el período en que Berta Gardes confesó que ella y su hijo de 10 años habían estado en Laubade.
No existe justificación para que el niño haya ingresado al Colegio Pio IX dos meses después de comenzadas las clases, a menos que hubiera estado ausente de Buenos Aires hasta ese momento.

Lo que sí sabemos es que Carlos Gardel nunca mencionó haber viajado a Francia en su niñez.
Es más, este viaje a Francia de Berta coincide casualmente con la ida de Carlitos al Uruguay en 1889.
Ambos estuvieron ausentes de Buenos Aires entre 1899 y 1901, tal vez Carlos haya estado ausente hasta fines de 1901, porque de 1902 se conocen actividades suyas.

(*) Fernández Raja dice “No podemos hablar ya…”. Presumo que Berta se dio cuenta de que había hecho una declaración que probaba la falsedad de la historia que le impuso Defino y no quiso seguir ampliando la información. De ahí la súbita mueca que notó el cronista y el consiguiente silencio.
Pero ya había dicho que SU hijo había vuelto a Francia a los 10 años de edad y contado parte de la historia.
Berta había ocultado hasta entonces ese viaje.
Si se amplió a seis años la supuesta ausencia de Carlos de la casa materna, fue para que no colisionara con la escolaridad de Charles Romuald Gardes.

******************

¿LAUBADE DÓNDE ESTÁS?

No es fácil determinar donde está la "LAUBADE" que menciona el cronista Floreal Fernández Raja.
La nota evidencia que Berta Gardes mencionó el lugar y la capilla, también que se llamó a silencio abruptamente cuando se dio cuenta de que estaba hablando de lo que no debía.
Berta, por razones obvias, nunca era muy explícita cuando de hablar de Gardel se trataba, pero también el cronista, que nunca había oído mencionar el lugar, pudo haber hecho una interpretación errónea de las palabras de la señora.

Después de mucho buscar, considero que es probable que se tratara de la Église Notre-Dame-du-Bourg, a 35 Km. al norte de Toulouse y a mitad de camino a Albi, en la ruta de peregrinaje a Santiago de Compostela.
Está situada en una pequeña placita, sobre la que también funciona una famosísima creperie llamada L´AUBADE (la Alborada).
Sobre esta creperie leemos:
“Sobre la hermosa plaza de la Iglesia Notre-Dame de la Villa, L´Aubade es una creperie muy simpática que despliega en verano en su terraza refugios de sombrillas…”

No pude determinar desde cuándo está allí esa creperie. 
Es posible que el nombre haya nacido porque las "aubades" estaban en el repertorio de los trovadores en Europa en la Edad Media.
Eran conciertos realizados al aire libre, generalmente en la alborada (aube, aubade), a la puerta o bajo las ventanas de la persona a quien se deseaba homenajear.
Se continuó con la costumbre de dar aubades a la salida de misa el primer domingo de enero como forma de desear un buen año.
Lo concreto es que se encuentra en un camino que va de Toulouse a Albi, recorrido a menudo por Berta.
Es posible que ella recordara más el nombre que daban tradicionalmente a la plaza de la iglesia que a la iglesia misma.

Église Notre-Dame-du-Bourg

Esta encantadora iglesia construída en ladrillo rojo fue originalmente una capilla (siglo XIII) ubicada fuera de los lindes de la ciudad.
Su estilo es intermedio entre el arte romano y gótico, en tanto que el campanario es definidamente “Tolosano”.
Para acceder a la misma se descienden unos pocos escalones. 
En la Edad Media, el umbral de la iglesia se encontraba en el mismo nivel que el suelo de la ciudad, pero las inundaciones del río Garona, cargadas de sedimentos, a lo largo de los siglos dieron como resultado la elevación de la tierra.

Berta confesó haber estado en Laubade o L'Aubade con su hijo de 10 años.
Fuera ésta o no, la capilla de la que hablaba, sabemos con certeza que ese hijo no era Carlos Gardel.
Si lo desea, puede ver también:
Entrevista a Martina Iñiguez, hablando sobre Paul Lasserre y el ADN. Con Sergio Gorzy, director del programa "BUSCADORES", Canal 5 de Montevideo. 25 septiembre 2012.

MARTINA IÑIGUEZ EN CANAL 5 DE MONTEVIDEO


Publicado en la web Cardel Gardel Oriental



Martina Iñiguez
Poeta lunfarda e investigadora pertinaz.
Nació en Corrientes el 24 de noviembre de 1939. A los cincuenta años de edad comenzó a escribir poesía lunfarda, lírica y letras para canciones. Recibió numerosos premios nacionales e internacionales en diferentes categorías. Ha publicado dos libros humorísticos: "20 poemas de Lunfaumor y una canción desafinada", con prólogo de Ricardo Ostuni, y "Lunfaneto", con prólogo de José Gobello. Corregidor está por editar una antología de la poesía lunfardesca femenina: "Las minas del Lunfardo".
Poemas publicados en diversas revistas y antologías en el país y en el exterior.
Temas musicales editados en cassettes, CD y en edición.
Actuaciones en "Club del Vino", "Café Tortoni", "Salón de los Pasos Perdidos", "Biblioteca Nacional" de Buenos Aires, "Casa de Ricardo Rojas", "Academia Porteña del Lunfardo", "Tango Mundo", "Consejo Deliberante" Predio Municipal de Exposiciones, Teatro LyF, etc.
Actuaciones en Olavarría, Mar del Plata y Santa Clara del Mar. Actuaciones en Tacuarembó y Durazno de la República Oriental del Uruguay.
Miembro de la Academia Porteña del Lunfardo y del Círculo de Poetas Lunfardos. Distinguida entre los mejores 20 poetas lunfardos del país. Medalla de Plata al Poeta Lunfardo. Jurado en diversos certámenes literarios.
Su investigación sobre la escolaridad de Carlos Gardel, en colaboración con el Museo Pedagógico de Montevideo, permitió comprobar de manera indubitable que la foto escolar conocida del cantor fue tomada en una escuela de Montevideo antes de la llegada de Berta Gardes y su hijo a Buenos Aires en 1893, lo que prueba la existencia de dos niños, uno nacido en Toulouse e hijo de Berta Gardes, quien hizo su escolaridad en Buenos Aires, y otro uruguayo, posteriormente llamado Carlos Gardel, quien comenzó su escolaridad en el barrio Sur de Montevideo.
Encontró también la fecha de ingreso al país de Esteban Capot, amigo de la infancia de Gardel, probando que no había sido posible que conociera al cantor en Toulouse, (según declaraciones hechas a Revista Platea) ya que llegó a Buenos Aires un año y medio antes del nacimiento de Charles Romuald Gardes en Francia.
Halló que Anaïs Beaux, la amiga de Berta que supuestamente la acogió junto con su esposo Fortunato Muñiz a su llegada a Buenos Aires en 1893, aparece como soltera y con una hija natural llamada Amanda Beaux en el censo de 1895. En la lista no aparece Fortunato Muñiz.
Anaïs Beaux vivía ya en Corrientes 1557 en 1908, lo que convierte en falaz la versión dada por Berta Gardes a "La Canción Moderna" en el sentido de que Carlos no podía buscarla después de su desaparición de 6 años, por desconocer su domicilio.
Participó en el 10º CONGRESO DE HISTORIA DE LA FOTOGRAFÍA EN LA ARGENTINA (1839-1939), realizado en Chascomús en septiembre de 2009.
Fue citada por la comisión de Cultura del Parlamento Uruguayo, junto con las autoridades del Museo Pedagógico de esa ciudad, para exponer sus investigaciones en Junio de 2008.
Se la distinguió con el Gardel de Oro en la cuarta entrega de premios realizada el 5 de diciembre de 2009 en Tacuatrembó, cuna de Carlos Gardel.

0 comentarios:

Publicar un comentario